A la hora de aprobar una oposición entran en cuenta muchos factores y la mayoría de ellos son controlables por el propio opositor. Pero otros, los menos controlables, dependen de lo que denominaremos “suerte”.

Contra la “suerte” poco se puede hacer, es un factor que no depende en absoluto del opositor. 

Sin embargo, los demás aspectos puedes sortearlos de manera notable para obtener la plaza que buscas.

Por esta razón, como aspirante debes tener presente que eres el responsable de tus éxitos o fracasos. El trabajo, la constancia y el esfuerzo son muy importantes, y solo se podrán llevar a cabo si estás bien preparado psicológicamente. Esto, debe ir forjándose durante todo el proceso de preparación para que el día de la prueba consigas el aprobado.

No solo debes estar preparado para los meses (o años) de estudio, sino que, además, tienes que estar preparado para lo que te encontrarás el día del examen.

Para ello, desde el primer día debes mentalizarte sobre cómo afrontarás el examen final. Debes elegir una estrategia a la hora de contestar los exámenes que te vamos facilitando y seguirla durante todo el proceso. Así, el día de la prueba solo tendrás que repetir lo que tantas veces has realizado.

 Afrontarás el examen de una manera natural, con menos nerviosismo y estrés, con más confianza y con mayor probabilidad de éxito.

Consejos para estudiar un examen tipo test 

1.Sin resúmenes 

Para este tipo de prueba no son tan útiles, pues al resumir el contenido puede que dejes de lado conceptos que sí se incluyan en los test. Dedica tu  tiempo a leer y comprender la materia.

2. Esquemas 

Te recomendamos la elaboración de esquemas acumulativos, partiendo de un boceto simple con pocos datos, para ir completando conforme vayas estudiando. Estos esquemas debes volver a escribirlos cuando hagas el repaso para ayudar a tu memoria visual a fijar conceptos.

3. Normas y advertencias para aprobar el examen tipo test 

Cuando estudies, anota los datos más importantes y resalta visualmente (con una letra mayor o usando otro color) aquellas indicaciones que quieras recordar, escribiendo frases como: no confundir con, no olvidar que, igual que, etc.

4. Presta atención a lo que te resulta más difícil 

Apunta aquellas cuestiones que te resultan más difíciles de memorizar o comprender para poder volver a ellas cada vez que repases un tema. De esta forma, puedes poner mayor énfasis en las materias más peliagudas y podrás volver a retomarlas consiguiendo afianzarlas. 

5. Técnica el “no es” 

Anota al lado de los conceptos que estés estudiando lo que “no es”, para evitar confundirlo con otras ideas que puedan parecerse. Te ayudará a memorizar gráficamente las respuestas positivas y sus variedades negativas.

6. Control horario para aprobar el examen tipo test 

Es recomendable realizar test reales de convocatorias anteriores, contabilizando el tiempo empleado, así conocerás cuánto necesitas y podrás adaptarte al que dispondrás en el examen oficial. ¡Cuánto más lo hagas mejor preparado estarás y ganarás confianza!

7. Repetición 

Practica todos los días, repite las técnicas de estudio para afrontar un test, para que al final se conviertan en un proceso automatizado que te entrenará para el día del examen.

Y para terminar, es importante saber que…

Cabe decir, que en ningún momento te vamos a indicar cuántas preguntas debes responder o si debes arriesgar o no en tus respuestas. Esta es una simple orientación, pero eres tú él quien, en última instancia, debe decidir de qué manera afrontarás el examen.

Si has estudiado y has dado lo mejor de ti, los exámenes finales son un mero trámite, ¡estamos seguros de que aprobarás!

Si necesitas más información puedes indagar en nuestras redes sociales, tanto Facebook como Instagram

Además, puedes entrar en nuestra web, Academia de Policía Mop estará a tu servicio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *